PROGRAMA DE SIEMBRA Y COSECHA DE AGUA ESPERA ALMACENAR MÁS 5 MILLONES DE METROS CÚBICOS DE AGUA PARA MEJORAR AGRICULTURA Y GANADERÍA

Uno de los pocos alcaldes de la región Huancavelica, que viene realizando destacada gestión pública en manejo hídrico y ambiental para la mitigación de los efectos del cambio climático, es el alcalde de la municipalidad provincial de Angaraes, ingeniero Balvino Zevallos Escobar, quien desde hace dos años viene promoviendo como política municipal de su administración, la siembra y cosecha del agua, a través de la milenaria técnica ancestral del almacenamiento del agua de lluvia en presas de tierra (qochas de infiltración) en las zonas alto andinas de la provincia.

 

El proyecto “Creación de Qochas de Siembra y Cosecha de Agua para Recarga Hídrica con fines agrarios en los distritos de Angaraes” – II Etapa, que viene ejecutando en la actualidad, la gestión de Balvino Zevallos, tiene como finalidad almacenar agua de lluvia en las partes altas mediante construcción de presas de tierra (qochas de infiltración) para alimentar los recursos acuíferos subterráneos mediante la recuperación de la cobertura vegetal y el tratamiento de los suelos para el aprovechamiento racional del recurso hídrico en la parte media y baja de la población con fines agrarios, poblacional e industrial.

 

El proyecto hídrico II etapa, tiene un presupuesto de dos millones 129 mil 675 soles y comprende la construcción de un total de once qochas de infiltración, que incluye obras hidráulicas y vertedero de presas y ventana de demasías para almacenar y asegurar una reserva de cinco millones de metros cúbicos de agua de lluvia gracias a la construcción de once (11) presas de tierra, además de 120 hectáreas de áreas a reforestarse con especies vegetales nativas (quinual, putaja y pino).

 

El alcalde provincial de Angaraes, Balvino Zevallos Escobar, manifestó que el proyecto está orientado a mejorar e incrementar la producción agropecuaria de los agricultores y ganaderos de la comunidades alto andinas de los distritos de Lircay, Santo Tomas de Pata, Secclla, Congalla, Huanca Huanca, Callanmarca, Ccochaccasa y Huayllay Grande, mediante la retención de al menos cinco millones de metros cúbicos de agua, para irrigar más de dos mil hectáreas de tierra aproximadamente.

 

La siembra y cosecha del agua es una práctica ancestral andina de conducir el agua de las lluvias a lagunas o a sumideros naturales que alimentaban los pozos y los acuíferos subterráneos utilizados para el consumo humano y la agricultura, ante la vulnerabilidad del cambio climático por la acelerada pérdida de los nevados, lo que puede conllevar períodos más largos de sequía.

Imágenes